Espectacular cena en l’Agrupació con las leyendas del Valencia CF

No hay palabras para describir la noche de ayer. Casi una decena de leyendas visitaron la sede de l’Agrupació ante más de un centenar de peñistas que no dejaron escapar la oportunidad de acercarse a sus ídolos de la infancia. El Piojo, Fabio Aurelio, Guillot, Felman, Arias Giner y Pepe Carrete compartieron velada con los valencianistas, que no se acababan de creer que estaban tan cerca de aquellos mitos valencianistas que tanto nos hicieron disfrutar en Mestalla y levantarnos de nuestros asientos.

Después de firmar el libro de l’Agupació, todos ellos fueron presentados uno a uno ante los aficionados, recibidos con una calurosa bienvenida y un fuerte aplauso. Carrete, después de agradecer su invitación, dio las gracias a todos aquellos que se preocuparon por él cuando estaba pasando por un momento complicado de su vida. “Recibí muchas llamadas de Valencia, hasta de gente que no conocía. Yo soy asturiano pero me siento valenciano, porque para mi, Valencia es mi casa”, declaraba Pepe Carrete.

Fabio Aurelio, también agradeció haber tenido “la oportunidad de vestir la camiseta. Quiero dar las gracias a este club centenario por todo lo que he vivido. Me han tratado muy bien, le debo mucho al Valencia CF, siempre he notado el apoyo de todos y tengo ganas de volver a pisar el césped y revivir los mejores momentos”. ‘El Piojo’, también se animó a hablar y dio las gracias a todos aquellos que estaban en las gradas de Mestalla en cada partido que disputaban. “Esto es más una familia que un club”, confesó.

La gente no se lo acababa de creer, pero aun quedaba lo mejor de la noche. Su estancia fue corta debido a la gran cantidad de compromisos, pero lo importante era su presencia. Por allí apareció el gran Mario Alberto Kempes, aclamado entre la multitud y con una sonrisa de oreja a oreja al ver el recibimiento de los peñistas. Después de firmar también el libro de l’Agrupació, dedicó unas palabras a los aficionados, que se quedaron boquiabiertos al ver de tan cerca al mejor jugador que ha pisado el césped de Mestalla. La noche fue redonda y todo salió a la perfección. La cena previa al partido de leyendas no podía ser mejor. L’Agrupació vivió uno de sus mejores días desde su existencia, gozando de una noche llena de emoción y nostalgia.

Attachment