Un final de Champions

El Valencia seguirá siendo un equipo de Champions. Mestalla continuará siendo uno de los referentes del fútbol continental. Y es que el pasado sábado el equipo que entrena Marcelino García Toral redondeó una segunda vuelta sencillamente espectacular. Después de una primera parte de la temporada irregular todo cambió la segunda semana de enero. Tanto fue así que el conjunto blanquinegro ha sumado 38 puntos en los últimos 19 partidos. El último de ellos, antes de ayer en Pucela. En el José Zorrilla: Valladolid 0-2 Valencia. Primero Carlos Soler y más tarde Rodrigo Moreno aprovecharon sendos errores, dos horrores de la defensa vallisoletana para encarrilar el duelo y conseguir una victoria que permitió llevar el delirio a los cerca de 900 aficionados del club che que se desplazaron hasta tierras castellanas.

Porque, sin duda, ellos, ellas, los hinchas se merecen una alegría como la que vivieron, como la que disfrutaron el pasado sábado. Las caras de felicidad fueron el fiel reflejo del estado de ánimo de una afición que se ha ganado con creces la licencia para soñar. Y con los aficionados siempre l’Agrupació de Penyes Valencianistes, que como a lo largo de toda la presente temporada, nunca ha dejado solos a los suyos. Como tampoco lo hará el próximo sábado en la gran final de la Copa del Rey.

 

Attachment